Nuestro Trabajo

El futbol femenil ha avanzado a pasos agigantados, pero aún las jugadoras no pueden vivir de él. En México, ellas optan por estudiar una carrera profesional alterna para tener asegurado su futuro económico; contrario a los hombres, que sí pueden vivir con su salario como deportistas y con estudios de nivel educativo de secundaria.

“la violencia política sindical por razones de género, es una clara traba que enfrentan las mujeres durante la contienda o el desempeño de un cargo de directiva sindical” Claudia Domínguez

El principal derecho de las futbolistas es recibir un contrato por escrito de acuerdo con lo estipulado en la Ley Federal del Trabajo, y confirmado en el estatuto de la Federación Mexicana de Futbol.

Las oportunidades que tiene una árbitra para pitar en un juego del máximo circuito varonil aún es un tabú para más de un directivo, por lo que únicamente se les da el rol de auxiliares.

Si el fútbol se mira como una empresa con sus prácticas y políticas ya definidas en cuanto a salarios, por ejemplo. Qué papel le correspondería a los estados, traducida en políticas públicas en el ámbito recreativo, amateur y profesional del deporte? : Guadalupe López García

El silencio impuesto como mecanismo de violencia para evitar denuncias, así como la opacidad de los protocolos de la Federación Mexicana de Fútbol han hecho que las violencias que viven las mujeres en el fútbol pase, muchas de las veces, desapercibida

Noemí Monroy augura que la unión y la fuerza para el surgimiento de un sindicato en México provendrá de la rama femenil, con lo que se podría erradicar la cláusula de no embarazo, que es un atropello a sus derechos, y obtener otras como el de la lactancia.

Seminario “Informalidad y precariedad laboral. Rumbo a la Copa Mundial FIFA 2026”, convocado por la Red de Mujeres Sindicalistas

• Se promueve como edificación sustentable y “remodelación externa” del Coloso de Santa Úrsula.
• Oposición vecinal: piden su cancelación y un alto a las políticas neoliberales

Esta información forma parte del proyecto “Las mujeres futbolistas y sus derechos humanos laborales. Una mirada rumbo al Mundial 2026”, de la Red de Mujeres Sindicalistas