Copa Mundial 2022: ¿Qué ha cambiado para los trabajadores migrantes en Qatar?


La celebración en Qatar de la Copa Mundial de la FIFA 2022 ha puesto al país en el punto de mira

A lo largo de la última década, se han generalizado las denuncias de explotación laboral de migrantes e incluso de trabajo forzoso. En 2014, los sindicatos internacionales presentaron una queja en la OIT contra el Estado de Qatar alegando que el país no resolvía las violaciones de los derechos laborales.

Tras un periodo de intensas negociaciones, el Estado de Qatar y la OIT acordaron y pusieron en marcha un programa que impulsaría importantes reformas laborales.

Las medidas adoptadas ya han mejorado las condiciones de trabajo y de vida de cientos de miles de trabajadores, aunque siguen necesitándose otras actuaciones urgentes para que todos los trabajadores se beneficien de ellas.

¿Quiénes son los trabajadores migrantes en Qatar?

Libertad para cambiar de trabajo

Los trabajadores de Qatar solían necesitar permiso del empleador para cambiar de trabajo –uno de los elementos más problemáticos del sistema Kafala–, que situaba al trabajador en una posición de excesiva dependencia con respecto al empleador, y que creaba situaciones de explotación laboral.

En 2020 se introdujeron modificaciones al sistema Kafala, gracias a las cuales los trabajadores ahora pueden cambiar de empleo en cualquier momento, dando un preaviso de hasta dos meses. Otro cambio es que a los trabajadores migrantes, incluidos quienes ejercen el trabajo doméstico, ya no se les requiere un permiso de salida aprobado por el empleador para abandonar el país.

En los dos años siguientes a la promulgación de las nuevas leyes, han sido aprobadas más de 350.000 solicitudes para cambiar de empleo, gracias a lo cual la economía de Qatar en su conjunto ha cosechado buenos resultados.

Cambiar de trabajo: ¿Qué resta por hacer?

Estos importantes cambios en la legislación laboral de Qatar han reducido significativamente la vulnerabilidad de los inmigrantes ante el trabajo forzoso causada por el excesivo control que los empleadores ejercían sobre sus vidas.

Sin embargo, los trabajadores siguen teniendo dificultades para dejar un trabajo e incorporarse a otro, pues hay empleadores que llegan a adoptar represalias  tales como revocar el permiso de residencia del trabajador o presentar una denuncia por “fuga” en su contra.

El Ministerio de Trabajo de Qatar y el Ministerio del Interior están vinculando sus sistemas electrónicos a fin de contar con información cruzada e impedir que el empleador recurra a la acusación de fuga; sin embargo, es preciso tomar más medidas que bloqueen esas prácticas de represalia.

La falta de información sobre la movilidad laboral es también un obstáculo importante para cambiar de trabajo. Es imperativo que se aclaren los procedimientos y la normativa, para que todos los trabajadores y los empleadores los comprendan y puedan beneficiarse de las reformas.

El salario adeudado a los trabajadores debe pagarse puntualmente

En marzo de 2021, Qatar pasó a ser el primer país de la región del Golfo en adoptar un salario mínimo no discriminatorio aplicable a todos los trabajadores, independientemente de su nacionalidad, en todos los sectores, incluido el del trabajo doméstico. Ello dio lugar a que el 13% de la población económicamente activa –280.000 personas– vieran aumentar su salario hasta el nuevo mínimo establecido.

Los empleadores están obligados a transferir el salario de los empleados mediante transferencia en un banco qatarí, de tal modo que el Ministerio de Trabajo puede controlar las transferencias y reducir los abusos en torno a los salarios.

Salarios: ¿Qué resta por hacer?

Pese al importante éxito de las medidas adoptadas para proteger los salarios, todavía hay demasiados trabajadores que esperan meses para ver pagado el suyo.

Las sanciones por impago de salarios se han incrementado y se están aplicando de forma más estricta. Un fondo creado 2019 por el Gobierno para pagar salarios impagos ha desembolsado 320 millones de dólares de los Estados Unidos a los trabajadores desde su inicio, lo que demuestra la magnitud de los abusos al respecto.

En consonancia con las normas internacionales, deberían recopilarse datos, incluso sobre el costo de la vida, a fin de ir revisando el salario mínimo. La Comisión del Salario Mínimo de Qatar debe consultar con los representantes de los trabajadores y de los empleadores para revisar y proponer periódicamente ajustes al salario mínimo.

Un accidente es demasiado

La preparación de la Copa Mundial de la FIFA 2022 ha desencadenado un programa de construcción masiva por parte del Estado de Qatar, que abarca la construcción de estadios y otras infraestructuras como hoteles, carreteras y sistemas de transporte público.

La notificación de lesiones y muertes relacionadas con el trabajo ha sido modificada, lo que plantea dudas sobre el número real de accidentes laborales en el país.

Utilizando un nuevo método, la OIT trabajó con el Gobierno y otras instituciones destacadas de Qatar y publicó un informe con los datos exhaustivos disponibles sobre la cuestión.

La adopción y aplicación de una nueva normativa en materia de SST y de inspección del trabajo, así como de mitigación del estrés térmico también han figurado entre las prioridades de la OIT en Qatar.

Seguridad y salud: ¿Qué resta por hacer?

Según el informe de la OIT One is too many (Uno es demasiado), al menos 50 trabajadores perdieron la vida en 2020, y algo más de 500 resultaron gravemente heridos.

La OIT está ayudando al Gobierno de Qatar a mejorar la calidad de la recopilación de datos, un proceso que actualmente llevan a cabo diversas instituciones del país, utilizando diferentes definiciones y sin un método armonizado.

El Ministerio de Trabajo de Qatar creará un nuevo departamento dedicado a la salud y la seguridad en el trabajo dentro del Ministerio de Trabajo de Qatar, cuyas competencias fundamentales serían la prevención de accidentes laborales y el control del cumplimiento de las leyes que protegen a los trabajadores.

One is too many también destaca que es necesario redoblar los esfuerzos para investigar las lesiones y muertes que pueden ser de índole laboral pero que actualmente no se clasifican como tales. De este modo, se logrará que los trabajadores y sus familiares reciban la debida compensación en caso de accidentes laborales.

Mejor acceso a la justicia

Antes de la reforma laboral, los trabajadores disponían de muy pocos medios para poner denuncias en caso de controversia con el empleador. En los últimos años, Qatar ha adoptado medidas destinadas a mejorar el acceso de los trabajadores a la justicia.

Entre 2021 y 2022, el número de denuncias de trabajadores al Ministerio de Trabajo de Qatar pasó de 11.000 a 25.000.

Este crecimiento se explica por el establecimiento de una nueva plataforma en línea para que los trabajadores presenten denuncias. Entre octubre de 2021 y octubre de 2022, el 67% de las denuncias se resolvieron antes o durante la fase de conciliación, y el resto se remitieron a los tribunales laborales de nueva creación. En la mayoría de los casos (el 84% en el periodo 2021-2022), estos tribunales se pronuncian a favor de los trabajadores.

Justicia: ¿Qué resta por hacer?

En la actualidad, el tiempo que tardan los trabajadores en presentar una denuncia y recibir los salarios y prestaciones adeudadas puede prolongarse varios meses.

Los mecanismos de tramitación de quejas son difíciles de recorrer, y los trabajadores necesitarían más orientaciones sobre la documentación necesaria y  sobre temas como el procedimiento para interponer denuncias.

Se está elaborando un curso de formación sobre solución de diferendos. Además de tener previsto formar más al personal a cargo de la conciliación, se prevé diseñar procedimientos estándar y controlar la eficiencia de los mecanismos de presentación de quejas.

Hacer oír la voz de los trabajadores

La legislación de Qatar no permite a los trabajadores extranjeros crear sindicatos o afiliarse a ellos. Antes de las reformas laborales, las plataformas de diálogo entre los trabajadores y la dirección eran sumamente escasas.

Al negociar las reformas con el Gobierno de Qatar, la representación de los trabajadores y el diálogo social figuraban entre las principales prioridades de la OIT.

El diálogo social ha adoptado diversas formas, y la nueva legislación ha propiciado la creación de comités paritarios de trabajadores y dirección en las empresas.

Diálogo social: ¿Qué resta por hacer?

La creación o no de un comité paritario en una empresa sigue siendo decisión de las empresas. Un estudio de la OIT está analizando la viabilidad de hacer obligatorios los comités paritarios para las empresas de un tamaño determinado.

Con la colaboración de la OIT, el Ministerio de Trabajo de Qatar está aumentando el número de comités paritarios y reforzando su capacidad de diálogo en sectores como el transporte, la construcción y la hostelería. La OIT también propone la creación de órganos sectoriales para complementar la tarea de conseguir un diálogo social más amplio de ámbito sectorial.

Cadenas de contratación más justas para los trabajadores migrantes

La práctica de que los trabajadores migrantes con salario bajo paguen comisiones de contratación está muy arraigada en todo el mundo. A pesar de la legislación vigente en varios países de origen y de destino que prohíbe o limitar dichas comisiones y los costos conexos, el problema persiste, también en el caso de Qatar.

Desde 2019, el Gobierno de este país ha establecido 14 Centros de Visados de Qatar en seis países en los que se proporciona información adecuada a los migrantes, reduciendo así las posibilidades de engaño en los contratos.

El Gobierno cerró 45 agencias de contratación no conformes en 2022. Con la asistencia de la OIT, está evaluando el sistema existente de concesión de licencias y de supervisión de las agencias de contratación privadas.

Story navigationShare story

Go to first slide

En esta historia

Close page menu

Más historias 

Llamamiento mundial a la acción para una recuperación centrada en las personas

Resultados en materia de trabajo decente: Aplicación del programa de la OIT 2018-19 

Publicado en noviembre 2022

Copa Mundial 2022: ¿Qué ha cambiado para los trabajadores migrantes en Qatar?

Esta InfoStory también está disponible en los siguientes idiomas:  English   Français   ​عربى

 Noor Mohamed vive en Qatar desde hace nueve años. Envía lo que gana a su familia en la India, donde espera poder abrir un día su propia empresa de venta de automóviles. 06/2022 © ILO

La celebración en Qatar de la Copa Mundial de la FIFA 2022 ha puesto al país en el punto de mira

A lo largo de la última década, se han generalizado las denuncias de explotación laboral de migrantes e incluso de trabajo forzoso. En 2014, los sindicatos internacionales presentaron una queja en la OIT contra el Estado de Qatar alegando que el país no resolvía las violaciones de los derechos laborales.

Tras un periodo de intensas negociaciones, el Estado de Qatar y la OIT acordaron y pusieron en marcha un programa que impulsaría importantes reformas laborales.

Las medidas adoptadas ya han mejorado las condiciones de trabajo y de vida de cientos de miles de trabajadores, aunque siguen necesitándose otras actuaciones urgentes para que todos los trabajadores se beneficien de ellas.

 Obra en construcción en Doha (Qatar), 01/2021. Crédito: Labib Choufani

Libertad para cambiar de trabajo

Los trabajadores de Qatar solían necesitar permiso del empleador para cambiar de trabajo –uno de los elementos más problemáticos del sistema Kafala–, que situaba al trabajador en una posición de excesiva dependencia con respecto al empleador, y que creaba situaciones de explotación laboral.

En 2020 se introdujeron modificaciones al sistema Kafala, gracias a las cuales los trabajadores ahora pueden cambiar de empleo en cualquier momento, dando un preaviso de hasta dos meses. Otro cambio es que a los trabajadores migrantes, incluidos quienes ejercen el trabajo doméstico, ya no se les requiere un permiso de salida aprobado por el empleador para abandonar el país.

En los dos años siguientes a la promulgación de las nuevas leyes, han sido aprobadas más de 350.000 solicitudes para cambiar de empleo, gracias a lo cual la economía de Qatar en su conjunto ha cosechado buenos resultados.

 Annalyn del Rosario inmigró a Qatar desde Filipinas hace nueve años pensando en ahorrar dinero y pagar los estudios universitarios de sus hijos. 05/2022 © ILO

Cambiar de trabajo: ¿Qué resta por hacer?

Estos importantes cambios en la legislación laboral de Qatar han reducido significativamente la vulnerabilidad de los inmigrantes ante el trabajo forzoso causada por el excesivo control que los empleadores ejercían sobre sus vidas.

Sin embargo, los trabajadores siguen teniendo dificultades para dejar un trabajo e incorporarse a otro, pues hay empleadores que llegan a adoptar represalias  tales como revocar el permiso de residencia del trabajador o presentar una denuncia por “fuga” en su contra.

El Ministerio de Trabajo de Qatar y el Ministerio del Interior están vinculando sus sistemas electrónicos a fin de contar con información cruzada e impedir que el empleador recurra a la acusación de fuga; sin embargo, es preciso tomar más medidas que bloqueen esas prácticas de represalia.

La falta de información sobre la movilidad laboral es también un obstáculo importante para cambiar de trabajo. Es imperativo que se aclaren los procedimientos y la normativa, para que todos los trabajadores y los empleadores los comprendan y puedan beneficiarse de las reformas.

El salario adeudado a los trabajadores debe pagarse puntualmente

En marzo de 2021, Qatar pasó a ser el primer país de la región del Golfo en adoptar un salario mínimo no discriminatorio aplicable a todos los trabajadores, independientemente de su nacionalidad, en todos los sectores, incluido el del trabajo doméstico. Ello dio lugar a que el 13% de la población económicamente activa –280.000 personas– vieran aumentar su salario hasta el nuevo mínimo establecido.

Los empleadores están obligados a transferir el salario de los empleados mediante transferencia en un banco qatarí, de tal modo que el Ministerio de Trabajo puede controlar las transferencias y reducir los abusos en torno a los salarios.

 Kamal Kumar es un operador de máquinas originario de Nepal que vive en Qatar desde hace cuatro años. Envía dinero a su esposa, y a sus tres hijas actualmente escolarizadas. 05/2022 © ILO

Salarios: ¿Qué resta por hacer?

Pese al importante éxito de las medidas adoptadas para proteger los salarios, todavía hay demasiados trabajadores que esperan meses para ver pagado el suyo.

Las sanciones por impago de salarios se han incrementado y se están aplicando de forma más estricta. Un fondo creado 2019 por el Gobierno para pagar salarios impagos ha desembolsado 320 millones de dólares de los Estados Unidos a los trabajadores desde su inicio, lo que demuestra la magnitud de los abusos al respecto.

En consonancia con las normas internacionales, deberían recopilarse datos, incluso sobre el costo de la vida, a fin de ir revisando el salario mínimo. La Comisión del Salario Mínimo de Qatar debe consultar con los representantes de los trabajadores y de los empleadores para revisar y proponer periódicamente ajustes al salario mínimo.

Un accidente es demasiado

La preparación de la Copa Mundial de la FIFA 2022 ha desencadenado un programa de construcción masiva por parte del Estado de Qatar, que abarca la construcción de estadios y otras infraestructuras como hoteles, carreteras y sistemas de transporte público.

La notificación de lesiones y muertes relacionadas con el trabajo ha sido modificada, lo que plantea dudas sobre el número real de accidentes laborales en el país.

Utilizando un nuevo método, la OIT trabajó con el Gobierno y otras instituciones destacadas de Qatar y publicó un informe con los datos exhaustivos disponibles sobre la cuestión.

La adopción y aplicación de una nueva normativa en materia de SST y de inspección del trabajo, así como de mitigación del estrés térmico también han figurado entre las prioridades de la OIT en Qatar.

 Trabajadores en la obra en construcción del estadio Al Thumama (Doha), 02/2018. © ILO

Seguridad y salud: ¿Qué resta por hacer?

Según el informe de la OIT One is too many (Uno es demasiado), al menos 50 trabajadores perdieron la vida en 2020, y algo más de 500 resultaron gravemente heridos.

La OIT está ayudando al Gobierno de Qatar a mejorar la calidad de la recopilación de datos, un proceso que actualmente llevan a cabo diversas instituciones del país, utilizando diferentes definiciones y sin un método armonizado.

El Ministerio de Trabajo de Qatar creará un nuevo departamento dedicado a la salud y la seguridad en el trabajo dentro del Ministerio de Trabajo de Qatar, cuyas competencias fundamentales serían la prevención de accidentes laborales y el control del cumplimiento de las leyes que protegen a los trabajadores.

One is too many también destaca que es necesario redoblar los esfuerzos para investigar las lesiones y muertes que pueden ser de índole laboral pero que actualmente no se clasifican como tales. De este modo, se logrará que los trabajadores y sus familiares reciban la debida compensación en caso de accidentes laborales.

Mejor acceso a la justicia

Antes de la reforma laboral, los trabajadores disponían de muy pocos medios para poner denuncias en caso de controversia con el empleador. En los últimos años, Qatar ha adoptado medidas destinadas a mejorar el acceso de los trabajadores a la justicia.

Entre 2021 y 2022, el número de denuncias de trabajadores al Ministerio de Trabajo de Qatar pasó de 11.000 a 25.000.

Este crecimiento se explica por el establecimiento de una nueva plataforma en línea para que los trabajadores presenten denuncias. Entre octubre de 2021 y octubre de 2022, el 67% de las denuncias se resolvieron antes o durante la fase de conciliación, y el resto se remitieron a los tribunales laborales de nueva creación. En la mayoría de los casos (el 84% en el periodo 2021-2022), estos tribunales se pronuncian a favor de los trabajadores.

 Trabajadores en la obra en construcción del estadio Al Thumama, 02/2018. © ILO

Justicia: ¿Qué resta por hacer?

En la actualidad, el tiempo que tardan los trabajadores en presentar una denuncia y recibir los salarios y prestaciones adeudadas puede prolongarse varios meses.

Los mecanismos de tramitación de quejas son difíciles de recorrer, y los trabajadores necesitarían más orientaciones sobre la documentación necesaria y  sobre temas como el procedimiento para interponer denuncias.

Se está elaborando un curso de formación sobre solución de diferendos. Además de tener previsto formar más al personal a cargo de la conciliación, se prevé diseñar procedimientos estándar y controlar la eficiencia de los mecanismos de presentación de quejas.

Hacer oír la voz de los trabajadores

La legislación de Qatar no permite a los trabajadores extranjeros crear sindicatos o afiliarse a ellos. Antes de las reformas laborales, las plataformas de diálogo entre los trabajadores y la dirección eran sumamente escasas.

Al negociar las reformas con el Gobierno de Qatar, la representación de los trabajadores y el diálogo social figuraban entre las principales prioridades de la OIT.

El diálogo social ha adoptado diversas formas, y la nueva legislación ha propiciado la creación de comités paritarios de trabajadores y dirección en las empresas.

 Primeras elecciones para formar comités paritarios celebradas en el sector de la hostelería, Doha (Qatar). 08/2022 © ILO

Diálogo social: ¿Qué resta por hacer?

La creación o no de un comité paritario en una empresa sigue siendo decisión de las empresas. Un estudio de la OIT está analizando la viabilidad de hacer obligatorios los comités paritarios para las empresas de un tamaño determinado.

Con la colaboración de la OIT, el Ministerio de Trabajo de Qatar está aumentando el número de comités paritarios y reforzando su capacidad de diálogo en sectores como el transporte, la construcción y la hostelería. La OIT también propone la creación de órganos sectoriales para complementar la tarea de conseguir un diálogo social más amplio de ámbito sectorial.

Cadenas de contratación más justas para los trabajadores migrantes

La práctica de que los trabajadores migrantes con salario bajo paguen comisiones de contratación está muy arraigada en todo el mundo. A pesar de la legislación vigente en varios países de origen y de destino que prohíbe o limitar dichas comisiones y los costos conexos, el problema persiste, también en el caso de Qatar.

Desde 2019, el Gobierno de este país ha establecido 14 Centros de Visados de Qatar en seis países en los que se proporciona información adecuada a los migrantes, reduciendo así las posibilidades de engaño en los contratos.

El Gobierno cerró 45 agencias de contratación no conformes en 2022. Con la asistencia de la OIT, está evaluando el sistema existente de concesión de licencias y de supervisión de las agencias de contratación privadas.

 Joyce es una trabajadora doméstica de 35 años originaria de Kenya que vive en Doha desde hace siete años. En sus días libres, disfruta encontrándose con amigos y haciendo deporte. 06/2022 © ILO

Contratación justa: ¿Qué resta por hacer?

La ley qatarí prevé que los trabajadores no deben pagar comisiones de contratación, pero una encuesta reciente realizada por el Instituto de Investigación de Estudios Sociales y Económicos de Qatar reveló que el 54% de los trabajadores con salarios bajos habían pagado para inmigrar a Qatar.

La deuda contraída suele poner a los trabajadores en situaciones de riesgo, en las que son más propensos a la explotación o los abusos.

Es necesario seguir promoviendo las prácticas de contratación justa y las lecciones aprendidas, y hacerlas extensivas a las operaciones de los sectores privado y público.

Medidas para empoderar a las trabajadoras y los trabajadores domésticos

En la actualidad, en Qatar hay más de 160.000 trabajadores domésticos migrantes, el 60% de los cuales son mujeres, al amparo de la Ley núm. 15 de 2017 relativa a las personas que ejercen el trabajo doméstico.

En 2021, el Ministerio de Trabajo adoptó un contrato de empleo revisado uniforme para las personas que trabajan en este sector, a fin de que sus derechos se correspondieran con los de otros empleados del sector privado por lo que respecta al pago de las horas extraordinarias, la terminación del empleo y los derechos relativos a la licencia de enfermedad.

A través de los Centros de Visados de Qatar, las trabajadoras y los trabajadores domésticos que emigran de Bangladesh, India, Pakistán y Sri Lanka a Qatar ahora firman un contrato de empleo según el modelo revisado uniforme antes de partir.

La sensibilización ha sido fundamental para promover el trabajo decente en el sector del trabajo doméstico (véanse Guide to Employing Migrant Domestic Workers in Qatar y Know Your Rights).

Trabajo doméstico: ¿Qué resta por hacer?

Pese a las mejoras de la ley y a las iniciativas de sensibilización, quienes ejercen el trabajo doméstico siguen teniendo dificultades para hacer cumplir sus derechos, en particular los relacionados con las horas de trabajo y el derecho a un día libre a la semana como mínimo.

Disponer de tiempo libre no sólo es importante para descansar, sino también para presentar posibles quejas ante las autoridades competentes.

Se necesita más formación y concienciación, tanto de los trabajadores domésticos como de sus empleadores y las agencias de contratación. Cabe añadir que los trabajadores domésticos se enfrentan a dificultades específicas para hacer valer sus derechos en materia de protección salarial y movilidad laboral, una cuestión que requiere más atención.

La Copa Mundial no es la línea de llegada

Todo el mundo reconoce que la labor aún no ha terminado y que es preciso actuar más para que la legislación laboral de Qatar se aplique y se haga cumplir. Entre las prioridades principales de la OIT sobre lo que sigue pendiente figuran las siguientes:

  • Lograr que todos los trabajadores y los empleadores se beneficien de las reformas del sistema Kafala sobre la movilidad laboral.
  • Agilizar el acceso a la justicia y la recuperación de los salarios adeudados.
  • Conseguir que la ley que protege a los trabajadores y las trabajadoras domésticas se aplique plenamente.

Más allá de la Copa Mundial, la OIT continuará trabajando con el Gobierno, los trabajadores y los empleadores y seguirá prestando asistencia para que la legislación y la práctica de Qatar se armonicen con las normas internacionales del trabajo.

Para la OIT, este será el legado más duradero de la Copa Mundial.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Recientes