Acoso, “cáncer que afecta tu salud mental”, afirma ex jugadora


Eréndira Palma Hernández

Periódico La Jornada

Sábado 30 de julio de 2022, p. a10

El miedo o la falta de información para saber cómo actuar ante los casos de acoso, abuso, hostigamiento o conducta inapropiada dentro de los clubes de la Liga Mx Femenil ha llevado a callar a las jugadoras al grado de terminar afectando su salud mental.

Una ex integrante de Cruz Azul reveló de manera anónima que la relación entre una futbolista y un entonces integrante del cuerpo técnico, el hostigamiento laboral a Michelle Montero y el caso de Paola López, a quien le pidieron firmar su finiquito tras defenderse porque la directiva no le respetó un acuerdo, mermó en el estado anímico y mental de varias integrantes del plantel.

“Ver estas situaciones nos afectó en la salud mental, varias ya no quisimos renovar, incluso algunas preferimos no seguir en la Liga Mx. Yo me siento mal de no haber podido hablar en su momento.

“No sé si todas estas situaciones pasen en los otros clubes, pero es un cáncer. Te acaban como jugadora, te hace pensar si poner en juego tu salud mental vale la pena”, señaló.

El testimonio narró que la relación entre la jugadora y un integrante del cuerpo técnico, quien ya no está en el club, provocó una división en el equipo. “No sé si el entrenador Roberto Pérez estaba al tanto, pero el involucrado sí era una persona muy cercana a él”, dijo.

Otro caso que también mermó al plantel fue el de la costarricense Michelle Montero, quien acusó al técnico Roberto Pérez de maltrato, por lo que incluso prefirió no continuar con el equipo.

El último golpe fue la manera en cómo salió Paola López, quien se defendió después de que la directiva le había autorizado previamente un permiso, pero de último momento no le respetaron el acuerdo.

“Yo callé de estas situaciones por miedo, no sabíamos si al pedir ayuda a ciertas personas saltábamos una autoridad. Me sentía atrapada, no quería perjudicar a nadie y me fui del equipo sin hablar”, lamentó la jugadora.

La Jornada buscó a Emmanuel González, encargado de las fuerzas básicas de Cruz Azul y por ende del plantel femenil, pero no se tuvo respuesta.

Jugadoras de otros planteles y un integrante del área arbitral reconocieron de manera anónima que desconocen los protocolos de seguridad para casos de acoso, abuso, hostigamiento, discriminación o conducta inapropiada, por lo que no se sienten seguras para pedir ayuda.

“Varias hemos pasado por esas situaciones, pero preferimos no hablar por miedo a represalias”, indicó una futbolista. Un elemento del área arbitral relató que “en una ocasión recibí una propuesta, pe-ro no pasó a más, hasta donde sé no hay un protocolo para estos casos”.

La sicóloga deportiva Amanda Zurita, quien ha trabajado con selecciones de gimnasia y atletismo, indicó que vivir este tipo de situaciones, aunque sea desde fuera como compañero del verdadero afectado, “derriba la motivación; además se enfrentan circunstancias que no están bajo su control”.

Señaló que “muchas veces las víctimas de abuso o maltrato no se dan cuenta de que lo son”, pues “en varios casos hay manipulación por parte del abusador”.

Información publicada en: https://www.jornada.com.mx/2022/07/30/deportes/a10n2dep

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Recientes