5 mitos destructivos para el futbol femenino


Por: Margarita Barrero

Opinión

2022/08/11

De fútbol no sé nada y si he visto con juicio dos partidos completos en mi vida es mucho, pero veo, leo, pregunto, aprendo y soy mujer. Me uno a la lucha de las talentosas Tatiana Ariza, Yorely Rincón, Melissa Ortiz, Nicole Regnier o Paula Forero.

Mujeres valientes que además de prepararse seriamente como deportistas luchan por sus derechos y, de paso, por abrirle una nueva cancha de trabajo y oportunidades a todas las futbolistas que sigan este camino.

El fútbol femenino en Colombia necesita voluntad, apoyo y acciones específicas para seguir brillando.

No quiero quitar el aliento de este partido eterno que busca el reconocimiento justo de las mujeres, pero cerrar la brecha de género nos tomará 132 años. Ojalá este texto brinde un poco de contexto para que hablemos algún día de una equidad real en el fútbol y no de esa “ridiculez que se les ocurrió ahora a las mujeres”, como algunos dicen.

Descubrí 5 mitos a destruir para que las futbolistas tengan el lugar merecido en la historia:

Mito 1: Que el futbol femenino lleva poco tiempo: falso. A no ser que 128 años sea una cifra despreciable. Oficialmente el Sheffield Football Club masculino fue fundado en 1857 y es el más antiguo del mundo y en 1863 comenzó el fútbol como deporte masculino. Solo 29 años después se realizó el primer partido de mujeres y dos años después, en 1894 se creó el primer club deportivo denominado British Ladies Football Club.

Mito 2:  Que el futbol femenino no atrae igual: falso. Tal vez en otra época, pero hoy no es así. Cada récord de asistencia actualmente es batido por uno nuevo. La final del torneo de fútbol Euro 2022  superó el récord anterior de una final importante de la Eurocopa masculina o femenina, y en Colombia la final de la liga de fútbol femenino tuvo récord de asistencia.

Mito 3: Que ganan lo mismo que los hombres: falso. Lionel Messi gana 130 millones de euros al año mientras que Ada Hegerberg (la mejor jugadora del mundo según la Fifa) 400 000 euros al año.

Mito 4: Que es menos atractivo el juego: falso. Hay quienes piensan: “Como consecuencia lógica de la menor capacidad física de las jugadoras, hay mucha menos intensidad y velocidad que en el equivalente masculino”. Aunque existen diferencias biológicas, la mayoría son prejuicios y errores. A nivel técnico no hay ninguna diferencia entre los géneros y se juega exactamente con las mismas características de las canchas.

Mito 5: Que no es machismo lo que frena al fútbol femenino: falso. Claro que sí hay una mirada masculina que obstaculiza el desarrollo profesional de las mujeres. Ejemplos simples: A Ada Hegerberg cuando recibió el Balón de Oro en 2018 (primera vez que se entregaba a una mujer) le pidieron si sabía twerk en el escenario. El presidente de la FIFA Joseph Blatter , en 2004, sugirió que las mujeres debían llevar pantalones cortos y camisas escotadas para crear una estética más femenina y atraer a aficionados.

Así las cosas, el partido para que las futbolistas obtengan equidad con los futbolistas es mucho más complejo que estos 5 mitos ( que son de aprendiz) y requerirá pases extraordinarios, pero en juego largo siempre hay desquite.

Esta es la versión en TikTok de la columna:

*Las opiniones expresadas en este texto son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan para nada la posición editorial de Pulzo.

Información publicada en: https://www.pulzo.com/opinion/5-mitos-destructivos-futbol-femenino-PP1743269

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Recientes