Retas en el Zócalo de la CDMX: la exigencia por un fútbol sin violencia

  • by

Como parte de las acciones del Paro Nacional de Mujeres del 9 de marzo, agrupaciones como la Barra Feminista, Morras Futboleras, Cancha y Aparte, Cambio de Cancha, Te Cuento de Fut Femenil, Futbolera, Diosas Olímpicas y Dale Vuelta convocaron a todas las aficionadas al fútbol a ser partícipes de “retas de fut” y ocupar el principal espacio público de la Ciudad de México, el Zócalo.

A través de redes sociales lanzaron la convocatoria en la que invitaron a todas las interesadas en competir en los juegos y así unirse en un mismo espacio para demostrar que se puede practicar fútbol sin recurrir a actos violentos.

Diferentes grupos de mujeres convocaron a retas de fútbol en el Zócalo (Foto: Twitter/@barrafeminista)

La cita fue a partir de las 15:00 horas en la plancha del zócalo. Con ropa deportiva, tenis, balones de fútbol, casacas, conos, e incluso una bocina y micrófono para narrar los partidos fue como se convirtió al Zócalo en una cancha de fútbol.

Conforme pasó la tarde empezaron a llegar distintas mujeres de diferentes edades para integrarse al juego. En su mayoría, las asistentes llevaron ropa deportiva, además de playeras moradas y pañuelos verdes como parte del movimiento feminista.

Para Infobae México distintas aficionadas expresaron su opinión sobre la necesidad de tener espacios libres de violencia en el fútbol (y en el deporte en general) además del significado de haber participado en las “retas de fut” en el marco del Paro Nacional de Mujeres 2022.

Para Erandiny Moreno Ponce, estudiante de 24 años, decidió unirse a este movimiento para construir un espacio seguro y defender la idea de que un fútbol sin violencia es posible.

 “Es importante que nosotras como mujeres y disidencias ocupemos el espacio público para demostrar que otro fútbol es posible y que nosotras lo estamos construyendo”

Para Daniela Fernández, de 24 años, decidió unirse a este proyecto porque, además de ser un espacio seguro, afirmó que “durante muchísimos años se nos ha sido negado a las mujeres el espacio en el deporte y me parece muy importante que se empiecen a crear este tipo de espacios seguros para todas, libres de violencia”.

Daniela, quien también es estudiante, solicitó que se le den más oportunidades a proyectos de este tipo “hasta que las condiciones en la cancha sean iguales para todas y todos”, concluyó.

Las “retas” no únicamente fueron usadas para exigir cero violencia en el deporte, para otras participantes sirvió solo disfrutar del fútbol en compañía de más mujeres que lo practican y gozan. Así fue el caso de Cecilia, psicóloga de profesión, fanática al fútbol de 37 años de edad.

Ella acudió con su equipo para competir con su equipo. Cheyu Doña, como también es conocida en su equipo, afirmó lo siguiente en entrevista con Infobae México:

“Me decidí a participar porque es un espacio de súper felicidad cuando juego al fútbol con mis amigas”

Para otras, el hecho de jugar en un equipo de mujeres significó bastante, ya que debido a la idea de que el fútbol es exclusivo para hombres, no había tenido la dicha de acercarse al deporte. Tal fue el caso de Natasha Ortiz, estudiante de la carrera de actuaría.

Confesó que siempre ha tenido gusto por el fútbol. Sin embargo, siempre se sintió rechazada por “ser mujer” y no había tenido la opción de jugar con un equipo hasta ahora.

“Por mucho tiempo siempre he querido jugar, pero pues normalmente esos juegos se han hecho con hombres y al final siempre me terminan excluyendo por ser mujer. Y ahora que existen estos espacios puedo hacerlo con otras mujeres que también les gusta”, compartió Natasha.

Además, la joven estudiante de 21 años afirmó que el proyecto le sirvió para formar nuevos lazos con fanáticas del fútbol.

“Seguramente el vínculo que armemos aquí va a perdurar y seguramente va a haber otros eventos posteriores”

Por último para Maggie, estudiante de Comunicación, la dinámica le despertó un sentimiento personal al que se enfrentan diferentes niñas que incursionan en el fútbol.

“Nunca había visto como tantas morras feministas y futboleras al mismo tiempo. Para mí representó tomar el espacio público un rato pero también representó reconectar con la niña interior que todas tenemos; que quiere jugar pero que siempre la están chin****o de que ‘eres niña’, ‘no juegas fútbol’”, expresó.

Luego de los acontecimientos del pasado 5 de marzo en el Estadio Corregidora en el Querétaro vs Atlas, distintas fanáticas al fútbol femenil lamentaron la situación que involucró al club Querétaro Femenil pues también tendrán que pagar las multas impuestas. Se puso sobre la mesa el debate de tener espacios seguros para disfrutar del deporte y libre de violencia.

Información publicada en: https://www.infobae.com/america/deportes/2022/03/10/retas-en-el-zocalo-de-la-cdmx-la-exigencia-por-un-futbol-sin-violencia/